domingo, agosto 10, 2008

Las 100 000 vueltas del Hubble

Cada 97 minutos el Telescopio Espacial Hubble completa una vuelta alrededor de la Tierra a una velocidad de 8 km por segundo o 28 mil km por hora —lo suficientemente rápido como para cruzar el territorio de Estados Unidos en unos 10 minutos— y a una altitud de 569 km, una órbita un poco más alta que la de la Estación Espacial Internacional. El Hubble fue lanzado al espacio el 24 de abril de 1990 a bordo del transbordador Discovery (STS-31) y desplegado al día siguiente. En razón del tiempo acumulado de servicio, mañana 11 de agosto el telescopio cumplirá su giro 100 mil alrededor de la Tierra (ver nota al pie de la entrada):

El Telescopio Espacial Hubble, flotando sobre la Tierra durante la misión de servicio 3B, en marzo de 2002.

El Hubble es un telescopio reflector del tipo Cassegrain. La luz incide en el espejo principal o primario del telescopio, luego el espejo secundario enfoca la luz por medio de un agujero en el centro del espejo primario que la transmite a los instrumentos científicos del telescopio (ver imagen, más abajo).

La mayoría de la gente cree erróneamente que el poder de un telescopio radica en la capacidad para agrandar los objetos. En realidad, la característica de los telescopios es que recolectan más luz de la que el ojo humano puede capturar naturalmente. Cuanto más grande es el espejo de un telescopio, más luz puede recolectar y su visión es cada vez mejor. El espejo primario del Hubble tiene 2,40 m de diámetro. Ese espejo es pequeño en comparación con los 10 m o más que pueden llegar a tener los espejos de los telescopios actuales ubicados en el suelo terrestre, pero el Hubble logra una claridad extraordinaria al encontrarse más allá de la atmósfera.

Una vez que el espejo capta la luz, los instrumentos científicos del Hubble trabajan en conjunto o individualmente para obtener la observación. Por diseño, cada instrumento examina el universo de una forma diferente:
  • El ACS, el instrumento más reciente del Hubble, es sensible a la luz visible. Está diseñado para estudiar algunas de las actividades más antiguas del universo. El ACS ayuda a trazar el mapa de distribución de la materia oscura, a detectar los objetos más distantes del universo, a buscar planetas masivos y a estudiar la evolución de los cúmulos de galaxias.

  • El NICMOS es el sensor de calor del Hubble. Su sensibilidad a la luz infrarroja —que los seres humanos percibimos como calor— le permite observar objetos ocultados por el polvo interestelar, como las regiones de formación de estrellas, y mirar larga y fijamente en el espacio profundo.

  • El STIS es similar a un prisma, pues separa la luz proveniente del cosmos en los colores que la componen. Esto proporciona una longitud de onda o huella digital del objeto bajo observación, de la que se deducen su temperatura, composición química, densidad y movimiento. El STIS dejó de funcionar el 3 de agosto de 2004 debido a una falla técnica, pero será reparado en la próxima misión del transbordador Atlantis (STS-125), programada para el 8 de octubre de este año.

  • El WFPC2 es el instrumento responsable de muchas de las imágenes más famosas del Hubble, como esta. Se lo usa para casi todo y registra imágenes sumamente nítidas de objetos lejanos en campos relativamente amplios. Cuenta con 48 filtros que los científicos utilizan para estudiar los objetos en una gama de longitudes de onda.

  • Finalmente, el FGS, que son dispositivos que siguen fijamente a las "estrellas guías" y mantienen al Hubble apuntando en la dirección correcta. Se los utiliza para realizar mediciones precisas de las distancias entre estrellas y sus movimientos relativos.
Todos las funciones del Hubble están alimentadas por la luz del Sol. El Hubble cuenta con dos paneles solares que convierten directamente la luz del Sol en electricidad. Parte de esa electricidad se almacena en baterías que mantienen al telescopio en funcionamiento cuando está en la sombra de la Tierra, fuera del alcance de los rayos del Sol.

Nota: Como festejo y para dejar contentos a los devotos del sistema decimal, la gente del Hubble sorteará entre las direcciones de correo electrónico ingresadas en su página 18 láminas de 40 cm x 50 cm de la imagen conmemorativa:


Fuente: Hubble Essentials (en inglés).

Nota bis: Durante toda esta semana el Hubble pudo ser visto en Buenos Aires. La trayectoria que cruza la ciudad es del noroeste en dirección al norte. Como punto de referencia pasa a un par de grados de Arcturus poco después de las 19 h —ayer, en particular, pasó casi rozando y por debajo de esa estrella—. Para datos precisos de observación, recomiendo consultar Heavens-Above (en inglés) y, como introducción básica a la observación, pueden leer Cómo observar satélites artificiales.

Del.icio.us Menéame